Puedes
seguirme en
PINACOTECA
La invasión de Nueva Providencia, marzo de 1776
V. Zveg
1973
© National Museum of the US Navy, Washington, D.C. (EEUU)
 
Este cuadro, pintado en 1973 por un oficial de la Armada de los EEUU, escenifica la Batalla de Nassau, una operación naval llevada a cabo por soldados estadounidenses durante la Guerra de Independencia, a principios del mes de marzo de 1776. El desembarco en la isla de Nueva Providencia, en las Bahamas –ocupada hasta ese momento por los británicos–, tuvo lugar el 3 de marzo del citado año. El principal objetivo del ejército invasor fue el Fuerte Montagu, que se aprecia al fondo del cuadro, tras la arboladura del buque de asalto más próximo a tierra. A diferencia de otros cuadros de la presente pinacoteca meteorológica, esta obra no lleva la firma de un gran maestro de la pintura, si bien las nubes en ella representadas son dignas de análisis. Encontramos al menos tres géneros nubosos ocupando distintas zonas del cielo. Las nubes de la parte superior central y derecha del lienzo, de tonalidades grisáceas y aspecto desgarrado, son, en su mayoría, delicados cirros. Justo por debajo de esas veladuras, dominando toda la parte superior izquierda de la obra, tenemos unos estratocúmulos, de contornos redondeados y aspecto blanquecino. Cruzan el cielo a lo largo, constituyendo uno de los elementos naturales más llamativos del cuadro, lo mismo que el agitado oleaje. En un plano celeste más discreto, aparece una banda nubosa, también blanquecina, pegada al horizonte, cuya principal particularidad son las crestas que se suceden con regularidad en su parte alta. Dichas estructuras sugieren la existencia de un fenómeno ondulatorio. Es posible –no seguro– que el artista haya representado una inestabilidad de Kelvin-Helmholtz (KH) en esa nube baja (estrato). Este fenómeno hidrodinámico tiene lugar, a veces, en el borde superior de una nube de tipo estratiforme, cuando marca la frontera entre dos zonas de atmósfera con vientos de intensidades muy diferentes. El resultado es la formación de ese tren de pequeñas ondas.
 
© José Miguel Viñas
 
Permitida la reproducción total o parcial de este texto, con la única condición de que figure el nombre del autor y la fuente: www.divulgameteo.es