Puedes
seguirme en
METEOROTECA
Aproximación a los combustibles vegetales –carbón y leña– como proxy-data climático en el siglo XVIII y principios del XIX
Francisco J. Sanz de la Higuera
Revista de Historia Moderna, nº 32 (2014); pp. 333-358
 
En el tratamiento del acontecer climático durante la Ilustración, tanto en el ámbito de las precipitaciones o desde la óptica de las temperaturas, o de ambos parámetros simultáneamente, se han utilizado múltiples fuentes documentales. Entre ellas: los avances y retrocesos de los hielos en los glaciares alpinos, el devenir del viñedo y de las vendimias, las fluctuaciones en las cosechas y los precios agrícolas, el acontecer de inundaciones, riadas, pedriscos y heladas, los zarpazos de la mortalidad catastrófica y la propagación de epidemias, el discurso anual de los anillos arbóreos y la palinología, las anotaciones barométricas y termométricas, las fluctuaciones en el comercio de la nieve, los efectos de las erupciones volcánicas, o la ocurrencia de rogativas y anotaciones insertas en las memorias de campesinos y viajeros. Todas han sido esgrimidas como herramientas científicas en lo tocante a la reconstrucción del clima en el pasado ¿La leña y el carbón fabricado con madera; es decir, los combustibles vegetales elementales, tienen algo que decir a este respecto?