Puedes
seguirme en
METEOROTECA
Meteorología: ciencia impulsada por los jesuitas
Norma Sánchez-Santillán, René Garduño López, David Alberto Salas de León
Revista Geofísica, nº 67 (ENE-DIC 2017); pp. 97-13
 
Desde su fundación en 1534, la Compañía de Jesús se distinguió por su vocación educativa, académica y científica, además obviamente de su labor pastoral y religiosa. En sus principales colegios instalaron observatorios que abarcaban un continuo desde la astronomía hasta la sismología, pasando por la física del Sol, del espacio exterior y de la atmósfera; y con las funciones propias de nuestras universidades públicas modernas: investigación, docencia, divulgación y vinculación con la sociedad, incluyendo la protección civil. Particularmente, su interés geofísico se extendió por los cinco continentes. Sus estudios meteorológicos son notables por el trabajo de campo, a veces en grado heroico como la observación in situ (y en el mar) de los huracanes. Nos legaron series de observaciones largas en el tiempo y amplias en el espacio, formadas con datos tomados con dedicación casi mística, por medio de los instrumentos que ya existían y otros inventados por ellos.