Puedes
seguirme en
METEOROTECA
Anemonimia en el español del siglo XVI: Contrastes léxicos
José Ramón Carriazo Ruiz
Libro de Actas del V Congreso de la Asociación Internacional Siglo de Oro (AISO), celebrado en Münster (Alemania) entre el 20 y el 24 de julio de 1999 (Año 2001).
 
A comienzos del quinientos existían varias designaciones para cada uno de los cuatro vientos principales: «cierzo» y «norte» para el viento septentrional, «abrigo» y «sur» para el austral, «solano» y «leste» para el oriental, «gallego» y «güeste» para el occidental. Además, la lengua de los mareantes del Mediterráneo se caracterizaba por el uso de los italianismos «tramontana», «mediodía», «levante» y «poniente», formas que han llegado hasta nuestros días, aunque desprovistas de su carácter técnico. Por último, las denominaciones cultas de los vientos, tomadas del latín, gozaron de gran vitalidad en nuestros Siglos de Oro, con un uso restringido a la lengua más culta, la de la lírica.