Puedes
seguirme en
METEOROTECA  Historia de la Meteorología
Listado


Textos antiguos y artículos que nos abrirán las puertas de la fascinante historia de la Meteorología.
Un descubrimiento en plena temporada de huracanes
Benito Fuentes
Octubre de 2017
 
Cuando Colón emprendió su histórico primer viaje a América lo hizo, sin saberlo, en plena temporada de huracanes. De haberse cruzado con alguno de ellos, su expedición habría tenido un final trágico y jamás se hubiera sabido nada más de él. La historia se habría escrito de otra manera. Afortunadamente, sabemos que volvió para contarlo. En este interesante artículo, el autor trata de responder hasta qué punto la hazaña de Colón fue fruto de la suerte. Los días que tuvo que permanecer en Canarias para reparar el mástil de La Pinta jugaron a su favor, ya que supusieron un retraso que evitó que llegara al Caribe en la época del año de mayor actividad ciclónica, según las estadísticas.
  Texto Completo
La isla de calor urbano de la Ciudad de México a finales del siglo XIX
Ernesto Jáuregui Ostos
Investigaciones Geográficas, Vol. 26, nº 1 (1993); pp. 31-39
Universidad Nacional Autónoma de México
 
A finales del siglo XIX (1895), Manuel Moreno y Anda, climatólogo del Servicio Meteorológico Nacional, señaló los contrastes térmicos entre el centro de la Ciudad de México (en el Palacio Nacional) y el Observatorio de Tacubaya, sitio que entonces tenía un carácter rural.
 
  Texto Completo
El clima “miasmático” limeño según algunas percepciones de autoridades, médicos y viajeros durante los siglos XVI a XIX
Paula Ermila Rivasplata Varilla
Temas Americanistas, nº 34 (2015); pp. 76-98
 
Los comisionados de Pizarro eligieron el valle del Rímac porque lo consideraron un lugar sano y airoso con muy buenas salidas al mar con tierras para labrar, abundancia de leña y mano de obra indígena. Sin embargo, con el tiempo, Lima se fue ganando fama de tener un clima insalubre, al considerarse malsana la combinación de excesiva humedad y calor que descompondría la materia más fácilmente. Pronto se percataron de que esta combinación no era buena y tildaron su clima de malsano y miasmático. Durante toda la colonia (1535-1821), la idea que el miasma y el húmedo clima limeño intensificaban la generación de pestes fue sostenida y avalada por médicos, autoridades y difundida por estudiosos y viajeros que vivieron y pasaron por la ciudad.
 
  Texto Completo
La teoría de los climas en Montesquieu, Hume y Voltaire (un problema de gramática histórica del Siglo de las Luces)
Jean-Patrice Courtois
Araucaria. Revista Iberoamericana de Filosofía, Política y Humanidades, Año XVII, nº 36 (2º semestre de 2016); pp. 131-163
 
La “théorie des climats” se concibe aquí como la oposición entre una visión estándar y una visión renovada de dimensión medioambiental (las relaciones entre territorios y pueblos, entre un ambiente geográfico y los sistemas morales, políticos, estéticos). La versión estándar asigna negativamente la transferencia de lo físico a lo moral desde un territorio provisto de características físicas mediante el sesgo del determinismo basado en la noción de causa. La teoría de la historia proporciona aquí un ejemplo de la disputa entre dos concepciones de la teoría de los climas (Voltaire/Montesquieu).
 
  Texto Completo
El clima en la Meseta Sur y la comarca de Alcalá, 1300-1600
Ángel Carrasco Tezanos
Artículo publicado en “Clima y medio ambiente en las tierras de Madrid en la Edad Media”, Cristina Segura Graiño (Ed.), A.C. Almudayna (2015), pp. 101-121.
 
En el presente trabajo se realiza una reconstrucción del clima en la Meseta meridional entre 1300 y 1600, a partir de los estudios realizados hasta la fecha. Se analiza la manifestación de estos sucesos climáticos en la comarca de Alcalá de Henares, situada en el este de la actual Comunidad de Madrid, rastreando en las fuentes locales.
 
  Texto Completo
José Galbis Rodríguez y el observatorio aerológico de Izaña (1910-1932)
Fernando de Ory Ajamil
Tiempo y Clima. Boletín de la AME (5ª etapa), nº 54 (Octubre de 2016); pp. 56-58
 
El que fuera segundo director del Observatorio Central Meteorológico (actual AEMET), José Galbis Rodríguez (1868-1952), mantuvo una cercana y continua relación con el Observatorio de Izaña a lo largo de su carrera. A él se desplazó en cuatro ocasiones –en viajes nunca inferiores a una semana de duración, en tren de Madrid a Cádiz y en barco a Tenerife– lo cual pone de relieve un interés no superado hasta la actualidad por ningún responsable de su rango.
 
  Texto Completo
Auroras y los primeros pronósticos en meteorología espacial
Entrada en el blog de GAME publicada el 14 de febrero de 2017
 
A mediados del siglo XVIII, poco se sabía de la naturaleza de la meteorología espacial. El descubrimiento de las perturbaciones magnéticas era relativamente nuevo, y nadie sabía explicar este fenómeno inusual. Sin embargo, algunos científicos pioneros avanzaron en la comprensión de las conexiones entre las auroras y las mediciones magnéticas, haciendo posible el primer pronóstico de meteorología espacial.
 
FUENTE: http://blog.meteorologiaespacial.es
 
  Texto Completo
Cloudland (1894), el libro de W. Clement Ley: El nombre y los símbolos de las nubes después de Luke Howard
Francisco Martín León
Revista digital RAM, nº 16 (3ª etapa). Febrero de 2009

El nombre de las nubes no se arraigó de forma definitiva después de las propuestas de Luke Howard y la publicación de su ensayo “On the modifications of clouds” (1803). Hubo varios intentos de renombrarlas, clasificarlas e incluso de utilizar símbolos para ser presentadas en los mapas del tiempo. Uno de ellos se dio a conocer en el libro “Cloudland”, que en 1894 publicó el meteorólogo británico W. Clement Ley.
 
  Texto Completo
La ciencia climática en el siglo XVII: La aportación de Varenio en la “Geografía General”
Jorge Olcina Cantos
Paisaje, cultura territorial y vivencia de la Geografía. Libro homenaje al profesor Alfredo Morales Gil. Instituto Interuniversitario de Geografía. Universidad de Alicante (2016); pp. 815-852
 
La disciplina climática experimenta notables avances en el siglo XVII en una época de importantes mejoras en la ciencia y en el pensamiento. El siglo XVII, en efecto, es el siglo de la aparición de los aparatos de medida de los elementos climáticos, que se irán perfeccionando en los siglos posteriores. Pero es, también, el siglo de aparición de nuevas propuestas de explicación de la circulación de los vientos y de los movimientos atmosféricos a gran escala. En este contexto, la publicación de la Geografía General de Bernhardus Varenius representa un avance principal para la consolidación de la Geografía como disciplina científica y, en sus páginas, podemos encontrar además explicaciones sobre cuatro aspectos climáticos de interés: la composición de la atmósfera, causa del clima terrestre y características del aire; las causas, tipos y características de los vientos; los fenómenos ópticos y otros elementos climáticos, y la existencia de zonas térmicas y klimata en la esfera terrestre.

 
  Texto Completo
Aire corrupto, mujeres diabólicas y “tempestariae”
Coral Cuadrada
Acta histórica et archaeologica mediaevalia, nº 32 (2014-2015); pp. 619-658
 
Mediante un análisis de largo recorrido –desde la Alta Edad Media (con múltiples citas de los autores clásicos revisitados por la escolástica medieval) a la Edad Moderna temprana–, este estudio trata de comprender los parámetros bajo los que la filosofía, la teología y la ciencia médica medieval llegaron a justificar por qué las mujeres eran más propensas a corromper el aire; cómo los demonios y las mujeres maléficas utilizaban los vientos –y cualquier tipo de inclemencia– para aniquilar cultivos y cosechas; y de qué manera se llegó a la combinación de ambos conceptos a fin de acusar a las hechiceras convertidas en brujas de corrupción, envenenamiento, y/o de ser agentes de destrucción mediante las catástrofes climáticas.
 
  Texto Completo
 
  1 / 46  Siguiente